Logos Ministerio de Sanidad y Politica Social, AESAN http://www.msssi.gob.es/ http://www.aesan.msssi.gob.es

Deporte en la edad escolar

Deporte

(12/11/2007)

Pautas para planificar de forma adecuada el ejercicio físico en la edad en que los niños están en el colegio, fundamental para inculcarles este y otros hábitos saludables.


La práctica escolar deportiva debe reunir entre otros los siguientes requisitos:

  • Estar incluida dentro del horario escolar y poder compaginarla con el resto de las asignaturas necesarias para la educación integral del niño y el adolescente. Las horas óptimas para la realización del ejercicio físico son de 10 a las 13 horas y entre las 16 y las 18 horas. Al principio y al final del curso, por razones climatológicas, es conveniente organizar estas tareas a primeras horas de mañana, mientras que en invierno pasarlas al final de la mañana o por la tarde.
  • Todas las actividades físicas necesitan un periodo de acondicionamiento o calentamiento, en la edad escolar este tiempo no precisa ser mayor de 15 minutos. A veces incluso es necesario, antes de empezar los ejercicios relajar el estado físico o psíquico del niño, con ejercicios de ventilación voluntaria.
  • La frecuencia del entrenamiento deberá ser de tres sesiones semanales como mínimo, con una duración que irá desde 35-40 minutos por debajo de los 12 años hasta los 60 minutos en la adolescencia.
  • Realizar los juegos o ejercicios en instalaciones, no necesariamente reglamentarias y si es posible dentro de los propios centros educativos o en instalaciones cercanas.
  • Cada escolar debería poder competir en el mayor número de especialidades deportivas.
  • Solicitar la colaboración a la familia para que forme parte, tanto en la organización, en la gestión y el arbitraje en las competiciones.

En principio, en el niño y adolescente no hay inconvenientes para la practica de cualquier actividad deportiva, pero dependiendo de la edad de desarrollo se deberá trabajar un área más que otra.

Se potenciarán las cualidades psicomotoras antes de los 13 años: de 8-10 años la coordinación, la flexibilidad ente los 9-12 años y de 10-13 años la agilidad.

La fuerza-velocidad se puede trabajar entre los 10-13 años.

La fuerza pura tras la maduración muscular.

La velocidad en distancias cortas entre 12-14 años y la velocidad prolongada entre los 15-22 años.

La resistencia aeróbica debe entrenarse entre los 10-12 años en las chicas y entre los 12-14 en los chicos.

Existen múltiples evidencias de los beneficios que el ejercicio regular produce en el desarrollo físico y psíquico en el niño y adolescente, aunque esta actividad debe basarse en los siguientes principios:

  • El desarrollo del niño debe ser global y armónico, tanto en la faceta física como psíquica, en su aspecto individual y de grupo.
  • El trabajo deportivo debe adaptarse a la edad y maduración física y funcional del individuo, hay que evitar la especialización precoz.
  • Se debe retrasar la participación en competición de medio y alto nivel hasta la fase postpuberal. Se desaconseja la práctica de carrera de larga distancia (maratón, ciclismo etc.,) hasta el final de la adolescencia.
  • Es conveniente el desarrollo de la fuerza muscular por medio de ejercicios gimnásticos, pero debe prohibirse toda actividad que conlleve trabajar con pesas (halterofilia, culturismo), hasta completar el crecimiento y maduración esquelética, ya que puede dañar el sistema músculo-esquelético, especialmente la columna vertebral, las epífisis y puede desencadenar subidas importantes de la tensión arterial.

Dra. Nieves Palacios Gil-Antuñano. Especialista en Endocrinología y Nutrición y en Medicina de la Educación Física y el Deporte.